Despertando a la vida

El Viernes ve la luz mi segunda novela Despertando a la vida. Estoy deseando que llegue el día y poder presentarla en un ambiente de afecto y cariño, con familiares y amigos, favorecido por el maravilloso marco de la Biblioteca Eugenio  Trías en el parque del Retiro de Madrid.

Qué diferente de la presentación de la primera novela donde éramos 4 gatos contados. Influye que la implicación de mi actual editorial Maseras es muy superior a la de la primera editorial que no dejaba de ser una coedición pero influye sobre todo mi cambio y crecimiento personal en los 7 años que han transcurrido.

Con la primera novela de título 48 horas, me dio pudor invitar a la gente, y no pude disfrutar del momento. Casi me vi pidiendo perdón, por haber escrito un relato, que se apoderó de mi con una fuerza que tuve que exorcizar mediante la escritura.  Podría decir que no tuve otra opción que sentarme y teclear lo que de mi brotaba de manera espontánea, las palabras no eran mías, tampoco los dedos que aporreaban el teclado. En dos meses estaba terminado.  Dice JK Rowling que muchas veces siente que sus personajes se le aparecen saliendo de la nada. Humildemente y salvando la distancia puedo decir que algo parecido acababa de experimentar.

Ahora todo es distinto y he podido llegar a entender una frase famosa de Picasso cuando afirmó que todos nacemos genios pero que vamos perdiendo esa genialidad conforme crecemos. El sistema educativo no fomenta la creatividad al revés la limita y coarta. Por mi marcada lateralidad derecha fruto de un hemisferio izquierdo dominante, donde reside  la lógica, las matemáticas y el lenguaje,  tenía inhibida mi capacidad más emocional y creativa. La escritura me ha permitido dar salida a esa faceta con lo que ahora me percibo más equilibrado tanto personal como emocionalmente.

Puedo decir por tanto que escribo para ser más feliz ya que me permite conectar con mi yo más creativo que debí perder en algún momento de mi paso por el colegio.

Habrá detractores a los que Despertando a la vida no les guste, “fair enough”, pero confío que habrá gente para la que tendrá sentido, porque puedan verse reflejados en alguno de los personajes o porque puedan proyectarse a través de ellos y sus peripecias y eso lógicamente me hará muy feliz. Para mi en cualquier caso, ya ha tenido sentido, porque en su proceso de creación he podido volver a conectarme conmigo mismo y mi esencia, disfrutar de estar ahí y de ver como los personajes y la historia aparece delante de mis ojos como si yo mismo estuviera en otra dimensión.

Quisiera dedicar este último párrafo  al Coaching. Acompañar a las personas para que puedan llegar a ser SU mejor versión, es nuestro trabajo y nuestra dedicación. Todos tenemos ese punto de genialidad, de creatividad, todos podemos llegar a ser la mejor versión de nosotros mismos.  ¿Que estamos esperando para ponernos manos a la obra?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *